Samva

Busque un rincón en el alma para escribir la felicidad infinita que desbordaba en mis brazos sentir el calor de tus manos, pero en el afán del tiempo no encontré la ventana para gritar en palabras lo que estaba sintiendo, supe al instante que amaba tus ojos, que tu piel vibrante me hacía importante y casi divina.

En el pecho tenía una tranquilidad infinita que el fatal miedo que siempre me acompaña algún día quebraría, en el mismo rincón de mi alma amasaba la esperanza impaciente de que la palabra siempre supiera lo que significa, y el mismo tiempo inclemente vino aclararme lo que yo creía.

Cada segundo mi piel se estremeció, mis manos agradecieron haber tocado el pequeño infinito que significa la palabra siempre, que no es más que un momento apreciado y querido que se repite, aunque pocas veces sea duradero. En esta soledad que sabe lo que es siempre, agradecí al universo haberte conocido, haber tocado con mi nariz todo tu cuerpo, haberme sentido querida en un momento, saborear tus pensamientos.

En esa mente excitante y temerosa que administra tu cuerpo, en el que quizás sea mi último deseo, ya que al luchar por nuestra paz me vi vencida en el campo de juego, espero seas fuerte y venzas tus miedos y solo recuerdes que en este día te quiero.

septiembre 20, 2016

Pequeño Infinito

Busque un rincón en el alma para escribir la felicidad infinita que desbordaba en mis brazos sentir el calor de tus manos, pero en el afán […]
marzo 23, 2016

Milagro Fugaz

Al cuarto día de tu partida la luna decidió vestirse de rojo nuevamente, como si mostrara el latir de tu corazón en el infinito, del mismo […]
enero 25, 2016

Luna Naranja

¿Donde quedo mi alma negra?, esa que un día habría caído sin sentido en la puerta que abriste, sonrisas incesantes de una mirada que no quería […]
enero 10, 2016

Ama de mi silencio

Ya partiste completamente y volaste sin regreso, espero en este mundo espeso que todo para ti sea bueno, tantas veces te he dado adioses entre tus […]