Ni aquí, ni allá
febrero 27, 2017
Ya no huele
mayo 26, 2017

Acompañame

Deja que la lluvia se adueñe de mis alas,

que hay cositas que me duelen y tengo que volar,

suéltame la piel que aunque en su soledad de deseo,

se encienda al remembrar la firmeza de tus manos en su suavidad.

 

Deja que el polvo aterrice en las ranuras de mi colchón,

donde se sacude nuestra pasión.

Suelta, que mis letras se derritan en tus miedos,

y no huyas cuando te diga que te quiero.

 

Mi mente y mi cuerpo queriendo que entiendas,

que un momento puede ser eterno.

No porque te quiera para siempre,

porque siempre puede ser ahora y el ahora un pequeño infinito.

 

Toma mi mano y penetra en mi ser,

que el olor de tus entrañas me grita,

que un abrazo no es demasiado,

que un beso no es un compromiso

y las caricias no son la cárcel de una pasión.

 

Déjame estar descalza y sentir el mugre de mis propias alas,

que a los poetas nos gusta querer.

Y te quiero, y te quiero y te quiero,

no porque te quiera en un encierro,

porque en este pedacito de soledad,

eres lo que atañe a mi sonrisa,

y en esta y todas las partidas,

no la podrás evitar.

 

Samva
Samva
Comunicadora Social - periodista, especialista en Webmaster, Community Manager, poeta nacida en Valledupar, Cesar, Colombia, soñadora...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *